Archivo de la etiqueta: Huelga de hambre Andrea Muñiz

Recién llegado y…

Hace unas horas que he llegado de Las Palmas de Gran Canaria, donde fui a hacer el examen. Respecto al viaje, impresiones del examen y demás, escribo luego, largo y tendido (creo que me da para dos o tres entradas, je, je, je). Esto es sólo un «ya estoy aquí» rápido.

Para empezar, hace 9 días que me metí yo mismo, sin ayuda de nadie, un virús en el PC, y desde entonces ha sido muy poco lo que he podido hacer, ya que me consumía casi todo el ancho de banda y cargar cualquier web era una tortura. También, cuanto más tiempo tuviese el PC conectado, más trabajaba el virus, así que entre que conectarme no me servía para casi nada, y que así, encima, propiciaba la actividad vírica, poco he pasado por internet. Esa es la razón de que haya desaparecido del mapa virtual de manera completa.

Como estaba estudiando a tope, no tenía tiempo para arreglar el desaguisado. Pasar antivirus y ya está… pero vamos, que era como el que tiene un tío en Graná. Al final lo primero que he hecho al llegar ha sido formatear y empezar de cero. Ya está todo solucionado.

Gran Canaria, muy bonita, aunque el paisaje se parece demasiado a lo que estoy acostumbrado, y también el clima. Ya hablaré de ello. Del examen salí con buenas vibraciones, pero se han ido apagando poco a poco. Estoy esperando a que salga la plantilla de respuestas, y aunque sospecho que tengo posibilidades de pasar el corte, creo que, si lo hago, será muy justo. En fin, es mejor no pensar en ello, porque a lo mejor resulta que he hecho un examen que te cagas y me estoy amargando por nada.

El segundo examen suele hacerse en el plazo de un mes. La plantilla saldrá a lo largo de esta semana. La nota, ni idea. Quiere esto decir que tengo que empezar a preparar el segundo ya, aunque no sepa si estoy aprobado o suspenso. De todos modos la plantilla de respuestas probablemente me saque de dudas.

Como dato curioso, el 45% de los candidatos que deberían haber estado en mi aula, no se presentaron al examen. De hecho, no escuche a casi nadie hablando con acento peninsular. Quizá ha sido un gran acierto arriesgarme a ir hasta allí.

Finalmente, llego a casa y, cuando por fin recupero el PC, para probar, echo un vistazo rápido en los blos que suelo seguir. Para mi sorpresa, veo que una amiga mía ha comenzado una huelga de hambre.

¿Huelga de hambre? ¿Suicidio? Cuando comento estas cosas, la gente me dice que mis amigos son bastante raros, y que ellos no conocen a nadie que haga esas cosas. Yo antes tampoco conocía gente así. La vida era mucho más fácil en ese otro lado de las personas normales… Esto también me da para una entrada extra.

Entre tanto, lo único que puedo hacer es dar las gracias a todos los que os habéis estado preocupando por mí. Aún no puedo decir nada de resultados, pero espero que pronto salga algo. Y desear mucha suerte a Andrea, y poner un enlace a su blog. Ya lleva bastantes días en huelga de hambre, y también sin actualizar el blog… supongo que no puede hacerlo. Espero que esté bien.

Y, a pesar de todo, seguir estudiando como si fuese a examinarme del segundo examen. Hay que joderse lo rara y perra que es a veces la vida.

14 comentarios

Archivado bajo Reflexiones