Presentada queja al Defensor del Pueblo contra la Experiencia de la Vida Real.

CONJUNTOS DIFUSOS ha presentado una queja  en el registro de la oficina del  Defensor del Pueblo en relación  a la fase de tratamiento que  realiza  la Unidad de Identidad de Género, previa a la intervención quirúrgica de los pacientes transexuales, denominada  “Experiencia de la Vida  Real” .

Durante esta fase del tratamiento se imponen, desde recomendaciones sobre  el atuendo “correcto”, hasta directrices sobre como deben ser las relaciones familiares con la pareja o los hijos. El cumplimiento de estas indicaciones es imprescindible para que el equipo médico considere que la persona es idónea para acceder a la cirugía de reconstrucción genital. En la práctica, esta situación se resume en que si a los facultativos no les gusta como visten sus pacientes, les niegan el acceso a las cirugías.

Aunque la queja se ha presentado bajo el paraguas de “Conjuntos Difusos”, se trata del resultado de un grupo de trabajo compuesto, además, por activistas del movimiento feminista, lesbiano y queer, junto con pacientes de la propia Unidad de Madrid, y de Unidades de otros puntos del Estado Español, demostrando que la lucha por la autonomía y la dignidad de aquellas personas cuya identidad no encaja dentro del binario hombre/mujer no es sólo una cuestión trans. La falta de libertad en todo lo concerniente a nuestra identidad y forma de entender el género afecta de manera más visible y violenta a las personas transexuales, pero no únicamente a ellas, pues el código de género se aplica sobre  toda la sociedad.

Una de las formas de incidir en esta situación, cristalizada en la exigencia de la “Experiencia de la Vida Real” a las personas transexuales, pero generalizada a niveles más sutiles para el resto de la población, es lograr aunar fuerzas, y conseguir que los diferentes orígenes, puntos de vista, intereses y experiencias existentes dejen de ser causa de enfrentamiento y fragmentación para convertirse en fuente de riqueza común.

Mediante esta Queja presentada ante la Defensora del Pueblo exigimos que se elimine inmediatamente una práctica de imposición médica  autoritaria y avasalladora, e invitamos a sumarse a nuestra causa por la libertad a cuantas personas y organizaciones crean que la “Experiencia de la Vida Real” no debe ser considerada un requerimiento obligatorio para acceder a los tratamientos en las U”T”IG’s (Unidades de género de la sanidad pública).

Para  más información o  manifestar sus opiniones pueden contactarnos a través del grupo “Manifiesto contra el Test de la Vida Real” de Facebook, o por e-mail  en autonomiatrans@gmail.com

10 comentarios

Archivado bajo Activismo

10 Respuestas a “Presentada queja al Defensor del Pueblo contra la Experiencia de la Vida Real.

  1. Espero que la iniciativa tenga éxito.
    Parece mentira que en países occidentales se realicen prácticas como ésa. Creo que el testimonio de una sola persona explicando los efectos que ese test tendría en su vida y las razones por las que no puede realizarlo deberían ser suficientes para que cualquiera apoye vuestra queja. Esa prueba puede llegar a ser tan destructiva y tan humillante que es indefendible. No somos ganado, somos personas.

  2. De momento acaban de respondernos para comunicar que la queja ha sido aceptada. ¡Un paso más!

  3. Conocí un caso de una transexual (nacida varón pero que deseaba ser mujer) bisexual (en tanto a que había tenido relaciones con hombres y mujeres) pero de orientación predominantemente lésbica (puestos a elegir, prefería a las mujeres). Conocer a esta persona me rompió el esquema clásico de que si un hombre desea ser mujer o una mujer desea ser hombre es que le atrae el sexo contrario. No sé si esto que estoy comentando tiene mucho que ver o no con la citada “Experiencia de la vida real” que piden, pero pienso que debería ser más simple: un transexual no considera que su cuerpo se ajuste al concepto que tiene de sí mismo, eso le crea fuertes problemas y por eso desea cambiarlo. Es algo que se tiene que respetar, así que apoyo la causa.

    • Me gusta mucho esa simplificación que has hecho, “si un transexual no considera que su cuerpo se ajuste al concepto que tiene de si mismo, eso le crea fuertes problemas y por eso desea cambiarlo”. Pero con un matiz: yo cambiaría “un transexual” por “una persona” o “un individuo”. Porque el problema es ese: considerar quien es, y quien no es, transexual. En la actualidad, la determinación respecto a si una persona es o no es transexual se realiza dependiendo del rol social que quiere interpretar… y de la eficacia con que lo interpreta. Sólo tienes permiso para tener un cuerpo de mujer si vas a usarlo para presentarte como mujer en sociedad. Sólo tienes permiso para tener un cuerpo de hombre si vas a presentarte como hombre en sociedad. Y viceversa. Sólo puedes presentarte en sociedad como mujer si tienes cuerpo de mujer, sólo puedes presentarte en sociedad como hombre, si tienes cuerpo de hombre.

      Me voy a guardar esta idea para futuras referencias.

      Al final lo de ser hombre o mujer es como lo de ser funcionario: sólo puedes trabajar si tienes puntos, y sólo puedes tener puntos si has trabajado.

      • Dejando a salvo las decisiones personales en cuanto a qué ser, cómo vivir, cómo actuar en sociedad, es bastante lógico el razonamiento de que quien quiere ser hombre (o mujer) es porque quiere presentarse así ante los demás. Los sexos (o géneros) tienen una parte de construcción social (y ante la sociedad).
        Yo creo que en estas cuestiones tan peliagudas hay que ser inclusiv*. Dejar que cada cual se exprese como desee. Lo que ocurre que también hay que tener en cuenta que los tratamientos, intervenciones etc., los paga la sociedad, y no es descabellado que ponga sus condiciones. La sociedad (cualquier sociedad) suele ir un paso por detrás del individuo y esas condiciones suelen ser las que entran dentro de los parámetros dados. También es bastante obvio que si alguien acude a esos servicios médicos para someterse a diversos tratamientos para adaptar su cuerpo a sus sentimientos, allí piensen que quiere hacerlo para integrarse en la sociedad de acuerdo al rol elegido (con sus particularidades) y no para meterse en casa a mirarse en el espejo.
        Besos

  4. Infinismunid, supongo que es normal que en los servicios médicos piensen que la persona que solicita tratamientos mal llamados “de reasignación de género” lo hace para integrarse en la sociedad de acuerdo al rol elegido. Después de todo, eso es lo que piensa la gran mayoría de la gente. Sin embargo, la Administración sirve con objetividad a los intereses generales, y actúa de acuerdo con la Ley, es decir que las opiniones personales de los funcionarios no tienen la menor relevancia a la hora de llevar a cabo sus actividades (sin perjuicio de lo tocante a la libertad de cátedra, que es una cuestión a parte), y, desde luego, las opiniones personales de un médico de la seguridad social no pueden nunca estar por encima de las leyes.

    En este caso, “los intereses generales” serían proporcionar acceso a la salud.

    Que conste que entiendo por tu mensaje que no estás en contra de lo que estamos planteando en este caso, sino a favor, y que me parece totalmente lógico (es más, te agradezco) que plantees esta objección, porque es una de las que más suele plantear la gente. Así me das opción a responderla ^_^

  5. Ángela

    Infinismundi, el problema de tu razonamiento es: ¿y cuáles son esos parámetros dados?…

    “”…es bastante obvio que si alguien acude a esos servicios médicos para someterse a diversos tratamientos para adaptar su cuerpo a sus sentimientos, allí piensen que quiere hacerlo para integrarse en la sociedad de acuerdo al rol elegido (con sus particularidades)…” Lo malo es que no se tiene en cuenta el rol elegido por la persona, sino el rol “elegido por los médicos”; es decir, NO existe hoy en día un standard de hombre y un standard de mujer, luego tratar de imponerles a los demás el mío, es un ABUSO, y una ILEGALIDAD.

    Verás, se puede entender que se pida “vivir como una mujer” (o como un hombre)siempre y cuando se defina con claridad en qué narices consiste eso hoy día, y además se faciliten los documentos de identidad correspondientes al tiempo de formular el requisito… Para que veas claramente la ilegalidad y la discriminación, a mí perosonalmente me han dicho: “no sé por qué pareces un hombre, pero lo pareces (vete probando cosas, a ver si dejas de parecérmelo)”… Lo que está entre paréntesis no fué pronunciado, aunque no hacía falta…

  6. Xomorro

    Hay le has dado ängela, cuales son los parametros de ser hombre y mujer? pues cada unx tendrá los suyos, y que el médico o la sociedad imponga unos es eso, una imposición, y en el caso del médico un abuso de poder.

    Lo de justificar que las operaciones entren en la seguridad social es para mi lo más complicado de argumentar… sigo pez en eso, según la OMS la salud no solo es ausencia de enfermedad sino bienestar sikosocial… la respuesta que se me ocurre es que entonces a la mujer que se aumente las tetas porque está acomplejada hay que pagarselo? plantear el derecho al no binarismo en un sistema binarista es lo que tiene, es complicau… alguien me ayuda?

  7. Marta :D

    Sinceramente, me parece una injusticia lo que hacen esos psicólogos. Os apoyo con todo mi corazón, han hecho sentir fatal a alguien a quien quiero solo porque “creen” que imponiéndoles que se vistan como ellos dicen les van a ayudar. Puede que haya gente a la que si le haya ayudado, pero no todos somos iguales.En mi caso, yo soy mujer y no me gusta llevar faldas ni vestiditos, yo suelo ir siempre con ropa cómoda, e incluso en mi armario hay prendas de hombre que me pongo con frecuencia. Muchas mujeres lo hacemos y no por eso dejamos de ser mujeres. Simplemente llevamos un estilo que se adapta a nuestras necesidades como cualquier otra.

    • ¡¡Hola Marta!!

      ¡¡Bienvenida a mi blog!! Voy a tener que darle comisión a tu padre por hacerme publicidad 😛 Me parece que tu apoyo en esto puede llegar a ser vital, teniendo en cuenta que los psicólogos se han basado en gran medida en vuestras relaciones familiares para poner trabas en todo este asunto. Sus familias deben ser más o menos como la familia Weasley (o sea, perfectas) y por eso see creen capacitados para opinar sobre las relaciones familiares ajenas, además de ejercer de consultores de moda expertos (y no solicitados).

      Un abrazo y gracias por tu comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s