Stop

Estos días, como casi siempre, he visto, sentido, pensado y aprendido cosas nuevas y sorprendentes que hasta ahora me habían pasado desapercibidas. Me gustaría hablar de ellas, pero lo cierto es que durante la tarde me ha dado un bajonazo impresionante, así que me voy derecho a la cama, a esperar que llegue mañana y sea un día mejor.

No escribo esto para que nadie se preocupe por mi. Es sólo por dar fe de que a veces incluso yo tengo momentos bajos, esos en los que piensas que estás hasta los huevos de que todo sea tan difícil y haya que luchar hasta para conseguir las cosas más básicas que la gente normalmente dan por hechas, como sentirse a gusto con su propia identidad, sin miedo a que alguien se pueda sentir decepcionado o herido contigo por ello.

Para estas ocasiones especiales existen los ansiolíticos, pero creo que hoy, sólo por una vez, me voy a dar el lujazo de tomarme una tregua en la lucha constante por dominar mis propios sentimientos. Ni pastillas ni rollos para animarme, sólo aceptarlo e irme a la cama.

Hoy toca parada y descanso, que a veces, hasta en el autocontrol, hay que darse un respiro.

3 comentarios

Archivado bajo Reflexiones

3 Respuestas a “Stop

  1. M

    A mí se me olvidaron un día los ansiolíticos y casi me da algo…

    Espero que estés mejor cuando te levantes.

  2. Rebeka

    Hola Pablo!!!!! Este es tu ultimo post que comento por hoy. Tu tuviste un bajon, yo tengo crisis, ya lo sabes. La ultima como no supe a quien rrecurrir, recurri al menos indicado, al cura de mi pueblo. Le enseñe hasta un video de fotos mias travestida (el unico que me quedaba porque me habia desecho de to el material fotografico y videos mios) y le dije que estaba en crisis, ¡maldita la hora! Me convencio de que eso no era yo,de que a mi me gustaban las chicas,bla,bla,bla. Me dio la absolucion para ser un hombre nuevo. Eso no fue lo peor me indujo a que llevara la ropa a caritas, las pelucas y todo…..y lo hice (soy gilipollas ya lo se). Cuando lleve la ropa de momento me senti aliviada, pero a los dos dias ya queria tener ropa y pelucas y maquillaje, se lo comente a mi madre. No estamos en una buena situacion economica y me abronco por haber lo que habia hecho y yo asenti, no me quedaba otra. A la semana pase por caritas y me encontre al cura. Yo me habia tomado unos chupitos de Jack Danields y le dije que iba a intentar recuperar mis cosas de caritas, el intento convencerme de nuevo de que yo no era eso, de que la pared es blanca y bla,bla,bla. Yo le revoque todo yel me puso la mano en la cabeza y me dijo que pediria mucho al espiritu santo por mi, tendra morro jajajaja. Fui a caritas y ya no habia nada de lo mio y menos ropa de chica que me gustase. Mi madre a los dias bajo a Madrid yo me habia comprado un picardia y una peluca mala en los chinos, pero ¡idea!,eche cuentas y decidi tirar de la tarjeta de credito, me compre tres cosas baratas y me hice mechas, segun estaba haciedome las mechas mande unn mensaje a mi madre contandole todo. Cuando llego a casa con cara de perro dijo que iba a malvender la casa, que se iria a una residencia o lo que fuera y que conmigo ya veriamos que haciamos. Eso si que fue un bajonazo, estuve casi dos dias sin hablar con mi madre, hasta que las cosas han vuelto a su cauce, y volvieron a su cauce porque entre en un chat de travestis y transexuales y me puse a recibir privados, la dije en el mensaje que lo necesitaba y no me compre la peluca que tenia pensado comprarme porque se salia de mi presupuesto y ademas me iba a hacer las mechas. Pero fue un bajonazo lo de contigo ya veremos que hacemos, ahora estamos bien, gracias a Dios y no te burro mas Pablo, ya seguire leyendote, me gusta como escribes y las historias que cuentas, ahora me voy un rato al chat. Chao Pablo!!!

  3. ¡Hola Rebeka!

    Una vez más, gracias por tus comentarios.

    La verdad es que no entiendo muy bien los puntos de la Iglesa Católica. Se supone que la religión debe ayudar a las personas, no hacer que se sientan peor ¿verdad? A los padres les pasa un poco lo mismo, se supone que deberían alegrarse de que los hijos encuentren la forma de ser felices, pero a veces también nos hacen sentir muy mal.

    Lo bueno es que de la Iglesia se puede pasar, considerando que en realidad los curas son solo hombres, y que su opinión no tiene por qué corresponderse con la opinión de Dios (bueno, yo no soy cristiano, así que directamente me da igual). Y con el tiempo es posible que lleguemos a conseguir que nuestros padres comprendan nuestra situación.

    Respecto a que te puedan dar luz verde en el Ramon y Cajal o no… Yo he oido de gente a la que les han autorizado a acceder a la hormonación y todo lo demás a pesar de tener esquizofrenia o trastorno bipolar, aunque personalmente no conozco a nadie en ese caso. Supongo que en casos en que hay una enfermedad a parte del Trastorno de Identidad de Género (que para ellos también es una enfermedad, grrrrr…) tardarán un poco más, y supongo que querrán que hagas algo de terapia con ellos. Pero no lo des ya por perdido.

    Respecto al miedo que comentabas en la otra respuesta de que te digan que sí por todo lo que conlleva a nivel social… Pues lo cierto es que hasta el momento yo no he tenido problemas con nadie, excepto con mis padres (bueno, y lo de quedarme sin pareja). La sociedad está cambiando poco a poco y cada vez hay una mayor apertura de mente. En realidad a la mayoría ya no les importa lo que seas, sino lo que hagas. De modo que si realmente lo que quieres es ser una mujer, en ese caso lo mejor es que vayas a por ello. Se pasa mal, pero merece la pena.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s